Tag Archive | amazon

Amazon utilizará drones para repartir los pedidos a domicilio

En menos de cinco años, Amazon podría repartir sus pedidos a domicilio a través de drones, vehículos no tripulados que realizarían la entrega en solo media hora. No contentos con buscar reemplazar a todo el personal de bodegas con los sistemas Kiva, ahora Jeff Bezos, director del gran gigante del comercio electrónico, ha sido el encargado de desvelar al programa de la CBS 60 minutos, durante una entrevista en relación al Cyber Monday estadounidense, que la compañía ya se encuentra realizando pruebas de este proyecto bautizado como Prime Air.«Sé que suena a ciencia ficción. Pero no lo es», admitió Bezos.

Amazon ha indicado que se encuentra a la espera de que las autoridades acaben de dar el visto bueno a este tipo de vuelos. El servicio cubriría un radio inferior a 16 kilómetros a la redonda de los almacenes o centros de logística de la firma, teniendo así acceso a gran parte de la población en las zonas urbanas. «Es muy ecológico, es mejor que los camiones», aseguró Jeff Bezos. Los drones podrían transportar paquetes de hasta 2,3 kilos, que suponen el 86 % del total de pedidos que reparte Amazon.

En el sitio web de la empresa ya se puede ver un video que muestra a estas naves con forma de insecto transportando por aire envíos en pequeñas cajas amarillas, desde el centro de almacenamiento de la empresa hasta los clientes, tardando solo 30 minutos desde la compra. «Podemos llevar objetos, pensamos, de un máximo de cinco libras (2,3 kilos), que representan el 86 % de lo que ofrecemos», explicó el director de Amazon a la CBS.

En busca de la vanguardia en el sector minorista

El director de Amazon también destacó la ausencia de riesgo que suponen los drones y que se mueven de manera independiente a través de un GPS. «Lo que es complicado es poner en práctica (…) todos los sistemas que son necesarios para poder decir «Mira, este aparato no va a aterrizar en la cabeza de alguien que pasea por su barrio», reconoció Bezos. También explicó que este proyecto permitirá a Amazon mantenerse en la vanguardia en el sector minorista. «Las empresas tienen una esperanza de vida corta (…) y Amazon desaparecerá algún día. Yo prefiero que sea después de mi muerte», admitió.

Actualmente los drones sólo tienen autorización para volar en Estados Unidos para servicios públicos y de recreación, y su número está limitado a unas 300 naves. Amazon recordó que la Admnistración Federal de Aviación (FAA), la agencia estadounidense para la aviación civil, que trabaja desde hace algún tiempo en el desarrollo de normas para el uso de drones civiles, mencionó una posible aplicación a partir de 2015. Cuando la FAA abra la totalidad de su espacio aéreo dentro de aproximadamente dos años, 7.500 drones podrían ya recorrer el cielo.

KIVA: Hacer inventario es cosa del pasado

Jairus Dennis, empaquetador de la tienda de lujo en línea Gilt Groupe, trabaja en una especie de equipo ideal de logística de almacén. Cada pocos segundos sus compañeros de trabajo le traen pesados estantes cargados con pantalones pitillo y vestidos rojos. Nadie se queja nunca ni se retrasa.

Los compañeros de Dennis son de color naranja y apenas miden 50 centímetros: son robots y hacen gran parte del trabajo. Hay sesenta de estas grúas automatizadas que cruzan la planta llevando los estantes a los humanos que recogen, empaquetan y envían los artículos sin necesidad de dar más que unos pasos.

La presencia de robots supone un gran cambio para los almacenes, donde hasta ahora las cintras transportadoras, las carretillas elevadoras y la presencia de abundante mano de obra han sido la norma. Hasta hace poco, los robots eran demasiado raros y caros para marcar la diferencia. Pero eso está cambiando ahora que los minoristas de la Web buscan algún tipo de ventaja en un negocio en el que los márgenes son muy pequeños y la competencia es intensa.

“Según bajen los precios y sea más accesible para más empresas asistiremos a un importante crecimiento”, predice Marc Wulfraat, presidente de MWPVL International, una empresa consultora de cadenas de suministro y logística, en referencia a la robótica para almacenes.

A principios de este año Amazon respaldó la automatización de los almacenes al adquirir Kiva Systems, pagó 775 millones de dólares (unos 627 millones de euros) para comprar la empresa. Además de Amazon, entre los clientes de Kiva se encuentran Office Depot, Staples, Crate & Barrel, Toys “R” Us y Saks Fifth Avenue.

¿Cómo funciona?

  1. Llenar las perchas: usualmente el empleado tenía que buscar en todos los carriles y filas para colocar un producto en la percha. KIVA al ser un sistema computarizado sabe exactamente y en cuestión de milésimas de segundo a qué lugar debe ir para colocar y extraer un producto. Además cuando el despacho en bodega es manual, cada vez que un empleado nuevo ingresa a la empresa su rendimiento es muy lento, ya que le toma tiempo aprender la ubicación de productos, KIVA siempre lo hace rápido.
  2. No hay confusiones en los despachos: el sistema inteligente KIVA lleva los productos al recibir la orden directamente de la persona que compró el producto, evitando errores de falta de atención o desconocimiento del personal de bodega.
  3. Aumenta increíblemente el rendimiento, ya que se necesita solo de un humano operador, para colocar en la caja final los productos que KIVA trae, ya que KIVA es un software y hardware que está operando en cada percha, puede traer muchos productos a la vez, sin chocar, porque en el piso de la bodega se coloca unos chips que controlan a los KIVA.
  4. Adiós al problema del inventario, al ser un sistema computarizado KIVA sabe cada producto que entregó, así que su software se actualiza cada segundo, sin esperar que un humano digite un sistema para descargar el producto.
  5. Inteligencia de ubicación, KIVA sabe que productos se venden más que otros, así que a los de bajo rotación los coloca lejos en el interior de la bodega y por su puesto a los de alta rotación cerca para optimizar el tiempo.

Con la ayuda de los robots, los trabajadores de Gilt pueden procesar los artículos tres veces más rápido, según Steve Eddy, el director de distribución de Gilt. Cuando llega un pedido a través del sitio web de Gilt, un robot entra automáticamente en un laberinto de 1.600 estantes ordenados en filas, localiza el estante correcto, lo coge y lo lleva a una estación de empaquetado donde trabajadores humanos cogen lo que necesitan.